💎 Cómo Emprender

Negocios en Pandemia: cómo mantenerlos a flote


La Pandemia del Coronavirus nos ha hecho reflexionar y entender que la salud debe ser la prioridad, nos ha permitido valorar nuestras relaciones interpersonales y todo aquello que dábamos por sentado.

A las emprendedoras, nos ha obligado a replantear nuestros modelos de negocios y a prepararnos mejor para las contingencias que están fuera de nuestro control.

La cuarentena y restricciones han sido motivo de preocupación desde el punto de vista financiero. Quienes tienen negocios, están viendo cómo, en muy poco tiempo, la salud financiera de su empresa se deteriora y hasta cae en estado crítico.

Las finanzas de nuestros negocios también han sido infectadas por el Coronavirus y están luchando fuertemente para crear anticuerpos ante la quiebra, el cierre y la recesión. Aún no tenemos un tratamiento completamente efectivo, pero los padecimientos que hoy enfrentan nuestros emprendimientos deben servirnos para crear una vacuna que nos ayude a prevenir el fracaso en situaciones extremas como éstas.

Imaginemos por un momento que somos un grupo de científicas de los negocios que vamos a discutir el origen, los síntomas, el tratamiento, la prevención y la vacuna para tratar el COVID-19 en los negocios.

Empecemos nuestro análisis preguntándonos lo siguiente: ¿Contemplamos en nuestro negocio elaborar un Plan de Contingencia en caso de una crisis? ¿Nos plateamos alguna vez cuáles deberían ser las acciones a tomar si ocurriese un evento que estuviera fuera de nuestro control? Si la respuesta es NO, entonces ya podemos añadir esto a nuestra lista de lecciones aprendidas que nos ha dejado esta Pandemia.

¡Ahora vayamos a la práctica! Probemos aplicar el siguiente tratamiento en nuestros emprendimientos y evaluemos cómo se comporta a medida que pasa la Pandemia, cuyo final no está definido 😷🦠⚠️

✦ Elaborar una Matriz FODA

Yo siempre recomiendo hacer una Matriz FODA (o DOFA) para nuestros emprendimientos, que consiste en analizar las Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas en nuestro negocio. Entendiendo que las Fortalezas y Debilidades suceden a lo interno, es decir, tenemos control sobre ellas; mientras que las Oportunidades y Amenazas suceden en lo externo y no las controlamos. Enfoquémonos ahora en estas últimas dos.

Hablamos de la Amenaza: Una pandemia mundial que nos obligue a paralizar nuestra actividad económica por tiempo indefinido. Quién podría haber imaginado algo así, ¿verdad? Pero, ¿y si eliminamos de la ecuación la pandemia mundial y pensamos en «X» evento que nos obligue a cerrar las puertas sin saber cuándo volver? Algo como un paro (protestas), un incendio, la desaparición de las redes sociales, un desastre natural… Todas posibilidades reales.

Frente a tales amenazas, ¿cómo se prepara nuestro negocio? ¿Qué podemos hacer? ¿Dónde estarían las oportunidades dentro de la crisis? ¿Cómo resistimos económicamente durante ese período? ¿Dónde podemos minimizar gastos? Son preguntas poderosas que aún estamos a tiempo de responder, y debemos hacerlo.

Matriz FODA

✦ Cuidar la salud financiera de tu negocio

Minimizar gastos es una de las prioridades en este momento. Haz una lista de tus gastos fijos y variables, es importante que conozcas los números de tu emprendimiento. Luego, concéntrate en los gastos fijos y analiza cómo están tus finanzas en este momento: dónde estás ahora, cuáles compromisos debes honrar que son impostergables, cuáles pueden esperar.

En varios países sus Gobiernos han ofrecido ayuda económica a los pequeños y medianos negocios para que puedan hacer pagos, entre ellos los salarios a sus empleados. Infórmate qué están haciendo en el país dónde vives y opta por recibir estas ayudas.

Sé que tu equipo de trabajo es muy valioso para tu negocio, por ello, te recomiendo tener una conversación franca con tus empleados y entre todos encontrar un mecanismo de supervivencia durante este período. Si tu empresa no puede mantener sus puestos de trabajo, oriéntales a tramitar las ayudas gubernamentales diseñadas para quienes han perdido su trabajo. Tu apoyo y acompañamiento serán de mucho valor.

Otro aspecto relevante es determinar cuáles son nuestras fuentes de ingreso ahora mismo. Probablemente no sean las mismas que antes de la Pandemia, puede que tengas que crear nuevos mecanismos. No te resistas al cambio, busca las mejores vías que se adapten a la situación actual, para mantener tu flujo de caja activo.

✦ Reinventar tus procesos

Es tiempo de innovar, de ponerse creativa, de pensar y hacer diferente. Las cosas cambiaron en el mundo y muy rápidamente. Debes ponerte en acción con la misma velocidad. Enfoca tu energía en encontrar soluciones, crea productos y servicios que se ajusten a este momento, que respondan a las necesidades inmediatas de tus clientes: qué buscan, qué compran, cuáles son sus patrones de consumo ahora, cuáles son sus prioridades al momento de gastar su dinero, y cómo tu negocio puede resolver esos requerimientos.

Involucra a tu equipo de trabajo en este proceso creativo, pídeles que se animen a aportar sus ideas y ofréceles incentivos que los motive a participar y alimente su sentido de pertenencia con tu empresa. Te sorprenderás de las alternativas que juntos crearán.

¡RECUERDA! Se trata de trabajar en la crisis, más no de aprovecharte de la crisis.

✦ Reforzar lazos con tu comunidad de clientes y seguidores

Apela a la fidelidad que siempre te ha demostrado tu comunidad, solicita su apoyo a pequeños negocios como el tuyo. Ofrécele opciones que le faciliten la vida y propónle este intercambio de bienes y servicios como parte de una retroalimentación: ya no es solo ‘yo te vendo y tú me compras’, ahora es ‘nos ayudamos’.

Es importante también tener en cuenta que ahora más que nunca una buena atención al cliente marcará la diferencia. En estos momentos de incertidumbre, muchas personas que adquirieron productos, servicios, membresías, entradas a eventos, etc., y no pudieron recibirlos y/o disfrutarlos, se están preguntando qué va a pasar con su dinero.

Si tu negocio está enfrentando este panorama, debes ser responsable y tener una comunicación fluida y transparente con tus clientes, debes encontrar una solución que beneficie, dentro de lo posible, a ambas partes. La forma cómo manejes estos compromisos impactará la reputación de tu emprendimiento y quedará en el recuerdo de tu comunidad. Procura que el impacto sea positivo y verás sus frutos en el futuro cercano.

Negocios en Pandemia

✦ Unir fuerzas, establecer alianzas

Hacer alianzas nunca había sido tan necesario como ahora. Unirte a negocios similares o complementarios al tuyo para sumar fuerzas y ver qué iniciativas se pueden desarrollar juntos, es una estrategia que puede darle oxígeno a los emprendimientos dispuestos a colaborar entre ellos, para mantenerse respirando durante estos meses de baja productividad.

Esto también debemos aplicarlo a nivel de proveedores, pues recordemos que todos los involucrados en la cadena de producción se están viendo afectados por esta pandemia. Conversa con tus suplidores, llega a acuerdos con ellos para el pago de facturas y para mantener el despacho de mercancía.

✦ Trabajar en lo que estaba programado para “algún día”

Durante estas épocas de cuarentenas y horarios reducidos, ponte en acción con esas actividades que decías no tenías tiempo para dedicarles, ¿te acuerdas? ¡Sí, esas mismas! 😏 Ya no tienes excusas…

Quizás puedas trabajar en las áreas de mejora que necesita tu marca, en la estrategia de contenidos de tus redes sociales, en tu capacitación profesional como emprendedora, en el desarrollo de ideas que te beneficien ahora y después que todo esto pase. Incluso puedes darte un tiempo para ti mismas, para descansar, reflexionar, leer… cuidar de ti. Todo es válido mientras sepas que estás invirtiendo tu tiempo, no gastándolo; pues el tiempo es un valioso recurso que no se recupera.

✦ Ayudar y aportar deben ser parte de tu Plan de Acción

Hacer, ofrecer, compartir, aportar… estos son verbos que deben estar en tu vocabulario ahora. Tu emprendimiento debe ser parte activa de la solución. Ayudar siempre será una buena inversión. ¿Qué está en las posibilidades de tu negocio hacer para ayudar a quienes más lo necesitan ahora? Ideas como: «Con la compra de esto, estarás aportando a la Fundación…» o «Crearemos un fondo para la elaboración de…»

✦ Aprender las lecciones de este momento histórico

Como emprendedoras, ¿qué nos ha enseñado (y sigue enseñando) esta contingencia? Quizás una de las lecciones más importantes es que debemos tener un Plan de Contingencia que contemple los escenarios más caóticos y las estrategias que nuestro negocio debe implementar para surfear esas olas.

Otra enseñanza, sin duda, es AHORRAR, entender que dentro de nuestro manejo financiero debe estar presente el ahorro, la existencia de un fondo que nos ayude a palear la crisis. Otros dos aprendizajes son: perfeccionar tu propuesta de valor y agradecer lo que tienes ahora y la oportunidad de aprender de esta experiencia.

✦ Ir un paso adelante: prepararse para la post-pandemia

Que la post-pandemia no te agarre desprevenida también. Así como este panorama se veía venir y no le dimos la importancia que tenía, ni nos preparamos lo suficiente para ello; debemos evitar cometer el mismo error para cuando todo esto pase. Porque sabemos que va a pasar, nada es para siempre.

Entonces, planifícate para el después, para el futuro: ¿Cómo será ese retorno? ¿Qué es lo primero que vas a hacer? ¿Cómo los cambios implementados durante este tiempo se adaptarán a la dinámica de la “nueva normalidad”?

¿Qué otra recomendación sumarías a este tratamiento para que tu negocio sobreviva a la Pandemia? ¡Te leo en los comentarios! 😷👇

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *