💎 Cómo Emprender

Alianzas sobre Competencia: otra forma de hacer negocios


En el mundo de los negocios siempre se ha recalcado la importancia de reconocer a tu competencia, estudiarla y diferenciarte de ella con propuestas de valor. Hacemos hincapié en no subestimar a nuestros competidores y aseguramos que si crees no tener competencia, es porque no has estudiado a fondo tu mercado.

Hemos sido firmes en este aspecto, sí, pero también debemos reconocer el valor de otra forma de hacer negocios, cuyo enfoque está más orientado a la cooperación, al trabajo en equipo y a la contribución creativa. Se trata de las ALIANZAS, las cuales son el resultado de la suma de voluntades para desarrollar ideas y proyectos que en solitario pudieran ser más complicado realizarlos o nos llevaría más tiempo hacerlo.

Las alianzas suelen darse con la competencia indirecta (empresas o marcas que intervienen en el mismo mercado y buscan captar al mismo público con productos sustitutos o similares al tuyo). Por ejemplo, si tenemos un restaurante de comida rápida de hamburguesas en una feria de centro comercial, nuestra competencia directa es otra venta de hamburguesas; mientras que la competencia indirecta sería el resto de las propuestas gastronómicas de la feria que buscan captar a la misma clientela (personas que van a comer) pero con otros productos. Ambos buscan satisfacer la misma necesidad (el hambre) pero con distintas ofertas gastronómicas.

¿Qué debemos tomar en cuenta para hacer alianzas?

Al hacer una alianza lo primero que se debe definir es su objetivo para trabajar en pro del mismo (con coherencia) y posterior evaluar sus resultados. La medición de los frutos obtenidos es de vital importancia para conocer la efectividad de la relación y del objetivo planteado.

También es imprescindible establecer los alcances (aportes) de esa alianza, las responsabilidades que cada empresa o marca participante tendrá para que ésta se lleve a cabo, y la duración del acuerdo.
*Recomendación: hacer un acuerdo por escrito que permita generar confianza y evitar, a su vez, las malinterpretaciones.

Recuerda que las palabras se las lleva el viento, pero lo escrito, escrito queda. Las alianzas se basan en una relación ganar-ganar entre las marcas involucradas. Si alguna está en desventaja se deben revisar los términos del acuerdo para que el beneficio sea equitativo. Claridad y equilibrio son dos factores que no pueden faltar en ese acuerdo.

¿Cómo escoger las marcas aliadas?

Una alianza es una importante decisión que puede impulsar o afectar la imagen de una empresa. Por eso es vital hacer una correcta selección de nuestros aliados.

Lo primero que debemos considerar es si comparten la misma filosofía comercial, los mismos valores de marca. Adicional, es bueno investigar sobre su reputación, el posicionamiento percibido y la forma de hacer negocios; estos tres aspectos dicen mucho sobre la personalidad de la marca y su forma de proceder en el mercado.

También debe representar un valor agregado para tu empresa y viceversa. Un aliado potencial debe percibir que tu marca le genera igual o mayor valor del que él puede generar a la tuya.

¿Qué tipo de iniciativas puedo desarrollar con alianzas?

Son varias las iniciativas que se pueden llevar adelante en una alianza. Les comparto unas ideas del blog BienPensado.com:

• EVENTOS •
Pueden ser presenciales u online, sobre temas de interés para sus audiencias. La promoción del mismo también debe ser en conjunto, aprovechando las bases de datos y comunidades creadas alrededor de las marcas. Estas actividades son de gran valor.

• PROMOCIÓN CRUZADA •
Cada marca ofrece condiciones especiales sobre los productos o servicios de la otra; puede ser un bono de descuento, un beneficio especial exclusivo para el aliado o juntar en un combo varios productos o servicios de los aliados con condiciones preferenciales.

• PRODUCTO/SERVICIO DE PRUEBA •
Permite que tus nuevos aliados contribuyan con un producto o servicio que puedas usar como una forma de mejorar tu oferta. Por ejemplo, tarjetas de presentación gratis por la compra de un paquete de diseño de identidad corporativa o trufas gratis cuando alguien haga una reservación para una cena. Ofrecer un producto o servicio de prueba como un diagnóstico inicial o una clase de cocina gratuita la noche del último jueves de cada mes, hace más atractivos a los aliados.

Una recomendación que te hago en este particular es determinar la relevancia que este producto o servicio hecho en alianza tendrá para su público objetivo. No se trata de hacer por hacer, sino de generar valor. Igualmente, es importante precisar la diferenciación del producto o servicio resultante, pues se trata de algo hecho en conjunto del que ambas marcas se van a beneficiar.

• CREACIÓN DE CONTENIDO •
Invita a tus aliados a contribuir en tu página web, boletines electrónicos, blogs o podcast. Ofréceles exposición a través del contenido que les permita a ellos promocionarse y a ti te brinda una forma de obtener contenido.

En Así se Emprende tenemos una iniciativa basada en esta forma de alianza. Te invito a revisarla y, por supuesto, a ser parte activa de ella ➨ #ColaboradoraASE

Si quieres hacer alguna alianza con Así se Emprende, solo debes escribirnos al correo electrónico y contarnos tu idea. Porque #JuntasSomosMás

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *