El reto de entrenar, emprender y convivir

mujer-entrenando

Por Mariana Mata Liend@magadescalza

En el último año mi vida cambió. Digamos que me gradué de adulto, o estoy en proceso de. Me mudé a vivir con mi novio. Me comprometí y me caso en siete meses. Me independicé y creé mi propia empresa. Y en el camino, entrenar con disciplina se me convirtió en una tarea titánica. Les contaré un poco sobre las dificultades, los logros y los aprendizajes. Y dice:

La vida de a dos

Dejé de vivir con mi mamá y mi rutina se transformó para siempre. Mi mamá, una fajada de los cuidados del hogar me acostumbró a que todo estaba limpio por arte de magia. Cuando me mudé, me topé con tareas tan elementales como botar la basura, llenar la jarra, barrer, mantener el orden en todos los espacios, hacer el mercado, planificarme y calcular bien la compra para que no se me dañe la comida en la nevera. Y aunque comparto las labores con mi novio, muchas de esas tareas jamás las hice en mi casa y me tocó ajustarme a esa nueva rutina.

La cosa se puso un poco más difícil cuando correr implicó abandonar la cama de madrugada casi todos los días. El hombre se encontró preguntándose: “¿y yo me mudé contigo para no verte la cara jamás en la mañana?”. Corredora y workaholic como soy, me di cuenta de que era necesario negociar la rutina hasta cierto punto para invertir en este proyecto tan importante que es la vida en pareja. Además, sentí que yo también necesitaba dormir un poco más algunos días y recargar la energía amaneciendo en un abrazo.

Modo emprendedora 

Decidí crear mi propia empresa, lo cual significó asumir un montón de responsabilidades nuevas. El papeleo, el manejo del dinero y el control de las expectativas y las incertidumbres constituyen cada día un reto a mi madurez. Con la agenda copada y la culpa de no poder entrenar como antes, reflexioné: ¿correr es mi prioridad actualmente? ¿Puedo y quiero entrenar seriamente para una carrera en este momento de mi vida? La respuesta fue negativa.

Como mujeres nos exigimos mucho. Cuando empecé a correr lo hice para ser más feliz. No para presionarme cuando no pudiera hacerlo con la disciplina deseada o como en otros momentos. Y por eso hice un pacto conmigo misma: necesito seguir ejercitándome. Por salud, por control de estrés, para sentirme bien (y para estar flaca el día de mi boda). Pero lo haré en mi tiempo, siendo flexible y amable conmigo misma.

Así las cosas en estos días los tutoriales de yoga de Youtube se convirtieron en mis mejores amigos. Despierto a una hora decente, lanzo mi mat en la sala de mi casa, hago mi práctica, medito cinco minutos y empiezo el día con la mente y el cuerpo más ligeros. Corro los fines de semana, a veces subo al Ávila y espero a que la rutina se aligere para retomar el entrenamiento con cierta regularidad. Sin pausa pero sin prisa, recuerdo que correr es una herramienta para alcanzar mis metas, no para darme látigo.

__________________________________________________________________________________________

MarianaMata

MARIANA MATA LIENDO

Corredora, yogui, comunicadora y emprendedora de @magaccc y @chicasqcorren.

Mi pasión se resume en tres verbos: aprender, crear y compartir.

Visita su web: magaccc.com

 

The following two tabs change content below.
Motivación, orientación y formación a Mujeres Emprendedoras para ir del sueño al hecho, de la idea al negocio. TODO ES POSIBLE ¡EMPIEZA HOY!

Latest posts by Así se Emprende (see all)

Así se Emprende

Motivación, orientación y formación a Mujeres Emprendedoras para ir del sueño al hecho, de la idea al negocio. TODO ES POSIBLE ¡EMPIEZA HOY!

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*