Cultivando la atención y foco emprendedor con Mindfulness

Cultivando la atención y foco emprendedor con Mindfulness

Por Miriam Guzmán Martínez @miriamguzmanm

Si tienes una idea de negocio y sientes que con facilidad diriges tu atención a tus problemas, barreras y limitaciones, ¡Detente! Respira y enfócate solo en tus objetivos y metas, y cuando digo solo, digo solo! Desarrolla una claridad plena y extrema, llena de energía y pasión en  tu visión, dando un paso a la vez y como si tu vida dependiese de ello, porque en realidad así es. No importa si es solo una hora diaria que le dediques a tu emprendimiento, porque es la cantidad de tiempo que tu dinámica de vida actual te permite, dedícale a esa hora el 100% de  toda la atención que se merece.

Para cultivar tu atención y centrarte con claridad en lo que quieres te sugiero que cultives cada día la conciencia plena conocida como Mindfulness.

El Mindfulness  nos ayuda a enfocar de forma natural y simple basado en el programa  de  reducción y relajación  de estrés desarrollado por Jon Kabat Zinn a finales de los años 70. Trabaja  con un conjunto de técnicas de desarrollo de la atención y la concentración, técnicas respiratorias y corporales, cuyos efectos han sido validados en numerosos trabajos de investigación en Estados Unidos.

Si tu vida  y tu mente está colmada de ruido y por eso no puedes arrancar tu idea de negocio o sientes que solo piensas y no actúas, puedes comenzar por crear  tres (3) minutos de paz al día; con una práctica sencilla de concentración en tu hogar, oficina o en el momento y lugar que desees. Particularmente lo hago al despertar y antes de escribir o preparar los talleres, consiste en llevar tu atención de manera sostenida hacia tu respiración donde sea que la sientas (por ejemplo, en el pecho, el abdomen o la nariz); y observar la inhalación y exhalación. Una vez que elijas tu punto de concentración, trae tu atención a ese lugar una y otra vez, amablemente, por algunos minutos, sin preocuparte porque surjan distracciones y pensamientos. Simplemente regresa a tu foco una y otra vez.

Esta sencilla práctica, utilizándola día a día y con paciencia, fortalece y conserva la calma mental que todos deseamos y nos  ayuda a  cultivar un  mente concentrada, flexible y clara, esa que necesitamos para cuidar de nosotros y nuestro emprendimiento.

Enfoque y claridad nos ayudan a emprender.

¡Feliz emprendimiento!

__________________________________________________________________________________________

Miriam GuzmánMIRIAM GUZMÁN MARTÍNEZ

Síguela en @miriamguzmanm

Emprendedora, Economista y Escritora. Instructora de Mindfulness. Facilitadora de talleres y programas orientados al cultivo de la atención, concentración y reducción del estrés para emprendedores.

Deja un comentario

*

You May Also Like

Latest Products

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.