¿Conoces el Efecto Zeigarnik?

Problemas-de-Memoria

Por Isabel Gómez @_isabel_gomez

¿Tienes algo pendiente y no puedes dejar de pensar el ello? ¿Cuando alguien te dice “luego te cuento”, te mantienes a la expectativa? ¿Te sientes nerviosa ante las tareas pendientes de terminar? Si es así ¡estás experimentando el Efecto Zeigarnik!

¿Te gustaría saber en qué consiste?

Todo empezó cuando la psicóloga rusa Bluma Zeigarnik se encontraba de vacaciones en Viena. Mientras tomaba un café, observó algo muy curioso que terminaría por convertirse en su famosa teoría.

Cuando pidió al camarero que rellenara su taza, Bluma se dio cuenta de que éste podía recordar la larga lista de pedidos aún pendientes de servir, pero no recordaba nada de los pedidos ya servidos y cobrados.

A raíz de esta observación, decidió estudiar el tema, y una vez en el laboratorio realizó un estudio en el que un grupo de estudiantes tenía que realizar varias tareas sucesivas, como resolver adivinanzas, problemas matemáticos o manualidades. Para comprobar su teoría, a una parte de los participantes se les interrumpió durante la realización de estas actividades, no permitiéndoles concluirlas.

Bluma Zeigarnik, psicóloga rusa

Bluma Zeigarnik, psicóloga rusa

Tras el ejercicio se descubrió que la mayoría de las personas recordaban mucho mejor las tareas incompletas frente a las finalizadas. En concreto, había el doble de probabilidades de que recordaran las incompletas. Es decir, cuando se terminaban las tareas se olvidaban más fácilmente de ellas.

La razón de ello es que un proyecto inacabado o una tarea sin terminar genera en nosotros una tensión psicológica que sólo es liberada cuando completamos lo que empezamos (o bien cuando lo abandonamos por completo y voluntariamente).

Esta tensión actúa como motivación para terminar la tarea o proyecto, es decir, tendemos a buscar la finalización de aquello que hemos iniciado, y eso hace que recordemos mejor lo inacabado que lo acabado. Es decir, cuando el cerebro envía una tarea a la lista de “terminado” la olvida con mayor facilidad.

Aplicaciones del Efecto Zeigarnik

Seguro que has experimentado este efecto en innumerables ocasiones porque se utiliza con mucha frecuencia:

En publicidad (cuando se genera la expectativa sobre un futuro spot).

En el cine (el trailer de una película) y en las series de televisión (por ejemplo, los episodios de Perdidos, “Lost”, o Juego de tronos siempre terminan en el momento de mayor incertidumbre, haciendo que nos quedemos pendientes del desenlace hasta el siguiente capítulo).

En formaciones o conferencias suele utilizarse dejando ideas abiertas para cerrarlas más adelante durante la exposición, yo lo utilizo con frecuencia y con ello me aseguro que la audiencia se mantenga atenta. Funciona!!

Cómo utilizar el Efecto Zeigarnik para mejorar nuestra productividad

“La respuesta más corta es hacer las cosas” (Ernest Hemingway).

Cuando vamos a iniciar un proyecto o tarea suele aparecer una resistencia que nos impide ponernos con ello. Cuanto mas compleja y pesada es la tarea, mayor suele ser nuestra resistencia.

Gracias a Bluma Zeigarnik, sabemos que la mejor forma de terminar un proyecto es simplemente empezándolo, ella constató que cuando empezamos algo, estamos más dispuestos a terminarlo. Dejar una tarea inconclusa o procrastinar (aplazar) es más fácil si aún no hemos comenzado con algo. Sabiendo esto ¿por qué no utilizarlo para mejorar nuestra productividad y resultados?

Cuando un trabajo se nos resiste, si conseguimos iniciarlo, nos será más sencillo continuar hasta finalizarla porque, como Zeigarnik demostró, una vez “metidos en harina” nos resultará más difícil dejarlo a un lado.

Sin embargo, si lo que estamos haciendo no tiene interés para nosotros, si nos falta el “para qué”, si no contribuye a nuestros objetivos, tenderemos a buscar y encontrar excusas para abonarlo e incluso para no empezar, en estos casos, el Efecto Zeigarnik no funciona.

¿Cómo dar el primer paso?

Háztelo más fácil.

Ante una tarea complicada o poco apetecible, fracciónala y elige la parte que te resulte más sencilla, o que conozcas mejor.

Empezar de menor a mayor dificultad facilitará que arranques, y una vez en marcha, te costará menos continuar. Sin darte cuenta, algo en tu interior te motivará para seguir (superando cada vez obstáculos mayores) hasta que termines con lo que has empezado y a la vez, ver los progresos que vas realizando te impulsará para continuar.

Por lo tanto, anímate a dar el primer paso en aquello que tengas pendiente.

¡Recuerda que lo importante es empezar!

Si sueles leer mis artículos en este blog o recibes mi newletter te darás cuenta de que yo misma utilizo el Efecto Zeigarnik con frecuencia. ¡Y no es casualidad! Me encanta poner en práctica y difundir lo que aprendo.

¡Ahora te toca a ti!

Recuerda que eres dueñ@ de tu vida, convierte tu libertad en valor.

_____________________________________________________________________________________

Isabel Gómez - Exito en FemeninoISABEL GÓMEZ

Síguela en @_isabel_gomez

Coach profesional y directora de Éxito en Femenino www.exitoenfemenino.com. Licenciada en Ciencias del Trabajo, MBA y emprendedora vocacional. Te ayuda a definir y alcanzar tus objetivos para que consigas el éxito según tu propia definición. Si quieres recibir claves prácticas para evolucionar personal y profesionalmente, descárgate totalmente GRATIS el ebook PONTE EN VALOR a través de este enlace:  http://www.exitoenfemenino.com/ponte-en-valor/

The following two tabs change content below.
Motivación, orientación y formación a Mujeres Emprendedoras para ir del sueño al hecho, de la idea al negocio. TODO ES POSIBLE ¡EMPIEZA HOY!

Latest posts by Así se Emprende (see all)

Así se Emprende

Motivación, orientación y formación a Mujeres Emprendedoras para ir del sueño al hecho, de la idea al negocio. TODO ES POSIBLE ¡EMPIEZA HOY!

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*